Marcas emergentes

Cuando un emprendedor lanza algún producto o servicio al mercado hay muchas cosas por considerar: la calidad, el precio, la ubicación del punto de venta, etc. No obstante, hay algo que es imprescindible de consideración pero que muchas personas pasan por alto y es la imagen gráfica acompañada de sus primeras acciones publicitarias.

Si bien esto no resultará en una retribución monetaria inmediata, sí tiene de entrada, otros resultados intangibles y muy positivos para la marca.

Mitos

“Lo principal por ahora es desarrollar perfecto el producto (o servicio), mientras más desarrollado e innovador sea mi producto (o servicio) más gente lo va a querer, queremos un nivel de venta elevado por eso por ahora estamos invirtiendo más en desarrollar esa área. La publicidad se verá cuando lleguen los ingresos por las ventas”.

Realidad

El 80% de las empresas nuevas no superan el primer año de operaciones. Esto se debe a que muchas marcas emergentes centran todo su esfuerzo en tener un buen producto y olvidan que la comercialización es igual de importante. Para que la empresa sobreviva no bastará con venderle a amigos y conocidos, se debe procurar que el público busque la marca. Baste recordar: ¿Cuántas veces compramos un nuevo producto del cual no habíamos visto publicidad nunca antes?

Ventajas

Se da a conocer la marca a más personas.

Se logra una mayor penetración de mercado.

La empresa se percibe como sólida y formal.

Se refuerzan las cualidades del producto o servicio.

La publicidad es un arma para incursionar de mejor manera en el mercado.

Decalogo Publicidad | Whatsapp
Enviar WhatsApp