El valor de la creatividad para tu marca.

Entre un gran número de personas, empresarios y emprendedores existe una percepción errónea y generalizada de lo que es creatividad o al menos se desconoce el potencial que reside en ella, de hecho los mexicanos somos conocidos por usar la creatividad para resolver problemas “muy a la mexicana”. Pero el poder latente de la creatividad es desconocido por muchos.

 

Pareciera que la creatividad es una especie de gracia brindada a unos cuantos además de que no todos tenemos la facultad de ser creativos, en mi experiencia con alumnos universitarios, me pude dar cuenta que la percepción de creatividad está enfocada a trabajos manuales o artísticos, es decir, únicamente cierto segmento de jóvenes eran considerados creativos por el resto de la comunidad estudiantil, lo que resultó más interesante todavía es que cuando les preguntaba ¿qué es lo más creativo que has hecho en tu vida?, las respuestas en un 90% tenían que ver con estos 5 factores.

    • El amor. Formas de conquistar a su pareja o incluso de terminar con ella.

 

    • La comida. Producción de platillos especiales o con poco dinero .

 

    • El engaño. Mentiras dichas a padres, maestros o pareja para salir de algún aprieto.

 

    • Trabajos manuales. Cartas, maquetas, escritos, historias.

 

  • Componer o arreglar cosas. Dar nuevo uso a cosas inservibles o repararlas de manera original.

 

Y en efecto la creatividad tiene que ver con todo eso, lo preocupante es que el campo de visión no es para nada amplio y que se limita a eventos fortuitos en cada caso, es decir, no se cree que la creatividad forme parte de la vida cotidiana, a la creatividad se le ve como un estímulo externo que llega como un chispazo y que ocurre pocas o raras veces.

 

Si este análisis lo llevamos un poco más allá y pensamos que estos jóvenes crecerán y se convertirán en empresarios o emprendedores, o si nos permitimos usar la misma lógica para decir que los empresarios o emprendedores actuales ya piensan de esta manera, entonces podremos entender que la creatividad sigue sin ser parte fundamental de la vida de las personas, y nos quedaría claro que cuando nos hablan de grandes creativos como Steve Jobs, Elon Musk o Jack Ma, los veamos como casos únicos y excepcionales, personas que nacieron con un don divino e irrepetible muy, pero muy ajenos a nuestra realidad.

 

La creatividad tiene que ver con estos factores fundamentales y su sana combinación

  • La experiencia de vida.
    • El nivel de necesidad o urgencia que se tenga por resolver un problema.

 

    • El nivel de profesionalización o conocimiento que tengas tú o tu equipo -si es que tienes uno- con respecto al tema del que emerge el problema.

 

    • La libertad de pensamiento y propuesta que te permitas o permitan para resolver el problema.

 

  • Los recursos disponibles.

 

Si esto lo llevamos a uno de los problemas planteados arriba, imaginemos que tienes que preparar una cena donde piensas declarar tu amor a la persona que te gusta.

 

1.- La experiencia de vida nos lleva a pensar que debe ser una cena romántica, así que debemos buscar en nuestra experiencia lo que “romántico” signifique.

2.- Tenemos una necesidad grande, debes quedar bien con la persona, debes darle la mejor cena para que esto permita abrir camino para lo que quieres comunicar.

3.- No sabes cocinar, se te quema hasta el agua, por lo que tu nivel de profesionalización es nulo.

4.- Tienes amplia libertad de pensamiento porque tu serás quien decide hasta dónde podrás llegar.

5.- Tienes pocos recursos disponibles, poco dinero, pero eso si, la casa sola.

 

La manera de resolver esta situación dependerá de cada persona, y por lo mismo podremos obtener resultados muy variados, habrá quien vea tutoriales de cenas económicas y románticas, habrá quien pregunte con alguien experimentado, alguien tal vez pida favores, alguien agregará ambiente, baje las luces, ponga luces de navidad en la mesa, quien ponga vino, o una soda en copa, quien incluso simule la cena, o diga que se le quemó pero tiene estas sopas de vaso, habrá música, alguien jugará con los olores, alguién cenará en la habitación, y lamentablemente habrá alguien que no pueda ni ofrecer un vaso de refresco.

 

Ahora si ponemos esta misma ecuación a la vida emprendedora podemos incluir un desarrollo creativo al mismísimo plan de negocios, o si ya tienes una empresa hecha puedes enriquecer y sobre todo solidificar la idea que tienen tus clientes sobre tu marca.

 

Así como cada persona en este mundo es diferente, así las marcas debieran serlo, aunque en el área del negocio exista mucha competencia, aun así debes usar la creatividad para distinguirte, si montas una zapatería, o vendes hamburguesas, eres un candidato o haces diseño, siempre deberás trabajar en esta área para tu negocio, esta área creativa es tan importante como el área fiscal o de recursos humanos, mientras más trabajes en la creatividad mejor serás percibido por tus clientes o por los que quieras que sean tus clientes.

 

Si tomamos como ejemplo la zapatería, piensa en un empresario que ha viajado a París, su experiencia de vida le permite tomar los aparadores de París y podría adaptarlos en su tienda, podría documentarse en escaparatismo y producir unos el mismo o saber de qué materiales solicitarlos, podría ir a beber un café y bocetar en una servilleta como quiere sus aparadores o podría conversar con su pareja para que enriqueciera la propuesta, revisará su presupuesto  para saber cuál es el tope máximo que podría invertir en aparadores y finalmente podría producir el mejor escaparate que te imagines. Pero ¿Y los que no han viajado a París?

 

El rol de la experiencia de vida es fundamental para el desarrollo creativo, es la parte más importante, por ello es tan importante que nutras tu experiencia de vida, y lo puedes hacer desde muchas perspectivas, caminando por las calles, hablando con personas, usando apps, leyendo, viendo cine, escuchando música, viajando, etc. todos estos estímulos permitirán nutrir tu experiencia de vida, misma que podrás usar cuando se presente alguna necesidad.

 

Si ubicas un área de oportunidad para montar un negocio nuevo “que a nadie se le ha ocurrido”, felicidades ahí tienes a tu experiencia de vida trabajando, y te está diciendo que se puede crear algo con lo que sabes y que puede funcionar, sin embargo debes hacerlo de manera original, esto permitirá que les des a tus clientes una razón para acercarte a ti o volver a comprarte, ahí radica el valor de la creatividad, no importa lo que vendas, si estás innovando constantemente y en diversas áreas entonces te podrás permitir tener un nivel diferente y mejor que el de tus competidores, se trata de conocer más tu campo para dominarlo con mayor facilidad.

 

Al final del día se trata de encajar en tus procesos, un proceso creativo que permita que tu y tu equipo se enriquezcan de las experiencias de los otros, eso beneficiará a la marca y la hará más sólida, deja entonces que las ideas fluyan ya que no sabes de dónde vendrá la idea que puede convertirse en la próxima innovación para tu empresa.

 

Si tienes algún comentario o un ejemplo de cómo usas la creatividad en tu empresa, por favor coméntalo.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *